Determinada a seguir luchando por DAPA y más

20141010_203945Por Maria Bilbao

Mi nombre es María Bilbao,  llegue a los Estados Unidos hace ya casi 15 años junto a mi esposo Mauro Kennedy y mi hijo Thomas desde Argentina.

Al llegar a este país mi esposo comenzó a trabajar como carpintero y yo como empleada doméstica. Después de dos años de duro trabajo Mauro pudo crear su propia empresa de construcción y pudimos comprar nuestra propia casa.

Trabajamos muy duro para poder pagar la educación universitaria  de Thomas. Los primeros años tuvimos que pagar tres veces más que cualquier otro estudiante porque el estaba indocumentado. Estamos muy orgullosos de todo lo que hemos podido lograr juntos como familia.

Sin embargo seguimos indocumentados y como millones de personas, estamos presos de la irracionalidad de un sistema que no posee vías de acceso para la gente que este país necesita.

En noviembre 24 del año 2014 luego de mucho luchar y de que el bloqueo Republicano en la cámara nos dejara sin ninguna oportunidad de una reforma migratoria, logramos  DAPA una acción ejecutiva creada por el Presidente Obama para proteger a familias como la mía de ser deportadas mientras el congreso actúa en una reforma migratoria justa y como Thomas ya es Residente permanente Mauro y yo calificábamos para esto.

Festejamos e hicimos muchos planes hacia adelante. Uno de ellos y el más importante era poder gestionar una parol humanitario ya que en esa misma época Mauro fue diagnosticado con una enfermedad degenerativa y necesitaba el reemplazo total de sus dos caderas. Esa operación en este país cuesta más de 100.000 dólares y nosotros como indocumentados no se nos permite comprar un seguro médico.

Yo al día siguiente comencé a reunir papeles y en dos semanas ya tenía mis carpetas listas para que en Mayo 20 del 2015 pudiéramos estar en la línea para aplicar. No sé por qué, pero yo me lo imaginaba de esa manera…Mauro y yo en la línea con nuestras carpetas listas para aplicar a DAPA.

No se pudo.  En febrero del 2014, 26 estados todos ellos Republicanos y entre ellos Florida, el estado en el que nosotros vivimos se unieron a una demanda en contra de DAPA. Una demanda que no fue más que un teatro político para satisfacer al ala más extrema del partido Republicano.

El problema de salud de mi esposo lo pudimos solucionar, gracias a una campaña que hicimos y a los lazos que todos estos años hemos logrado como activistas en la comunidad. Pero no todas las personas tienen las mismas oportunidades y yo todavía sigo sorprendida de como lo logramos.

A casi un año de que el Presidente Obama nos haya dado ese alivio , viendo que  el tribunal federal de apelaciones de Nueva Orleans  retraso su fallo sobre DAPA por meses  en un esfuerzo por impedir que llegue a la Corte Suprema de Estados Unidos durante el actual mandato. 

Me siento con esperanzas, ahora tenemos la posibilidad de seguir peleando por esa Accion Ejecutiva por la que tanto luchamos

Me siento determinada, me siento más segura que nunca de que lo que tenemos que lograr es representación política que nos defienda. Y para eso tenemos que votar por aquellos que luchen por DAPA y una reforma migratoria.

Yo no puedo votar pero me siento segura que mi historia puede ser muy poderosa para motivar a muchos a salir a hacerlo y de esa manera ganarnos el respeto que nos merecemos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s