Mi nombre es Maria Bilbao. Soy mamá, esposa, organizadora comunitaria y fui indocumentada por más de 17 años.

Antes de ser organizadora, fui trabajadora del hogar y niñera. Hice ese trabajo por más de 15 años con mucha dedicación y amor. Gracias al aporte de mi trabajo a la economía de mi familia, mi hijo Thomas pudo estudiar y también pudimos comprar nuestro hogar.

Durante todos esos años tuve que conducir sin licencia para ir a mi trabajo. Todos los días manejaba con temor a ser parada por la policía y ser detenida. Vivía con miedo de que un pequeño accidente o una luz dañada en mi carro pudieran causar que me separen de mi hijo y de mi esposo.

Ahora que algunos políticos y el gobernador de la Florida quieren aprobar una ley antiinmigrante (SB 168) que hace que la policía actúe como agentes de inmigración, tengo el mismo temor por mis amigos y otros miembros de la comunidad que siguen indocumentados  y que, como yo, no tienen más opción que conducir sin licencia para ir a trabajar. Esta ley hace que cuando una persona es detenida por cualquier motivo, como por conducir sin una licencia, la policía la tenga que entregar a ICE.

No es sorpresa que el gobernador de la Florida, Ron DeSantis, es antiinmigrante y quiere dar más poder y dinero a la fuerza de deportación de Trump para que más inmigrantes vivamos aterrados de ser separados de nuestras familias.

Veo el impacto de ICE en nuestra comunidad todos los días. Desde hace dos años lideramos el Círculo de Protección en Miramar, donde apoyamos a los miles de inmigrantes que se ven obligados a reportarse en las oficinas de ICE en Miramar. Permanecen en fila por horas, bajo el ardiente sol o la lluvia, con el temor de no saber si ese será el día en que los separarán de su familia o les darán algunos meses más hasta su próxima cita.

Eso mismo es lo que quieren DeSantis y los Senadores republicanos que apoyan esta ley SB 168, que más inmigrantes caigan en manos de ICE y sean finalmente deportados. Con esta ley están haciendo que nuestro estado sea menos seguro para nuestra comunidad de inmigrantes.

Esto no es nada nuevo tampoco. Los republicanos han tratado de pasar leyes como ésta por años. Mientras yo estuve indocumentada, cada año que intentaron pasarla era una pesadilla para nuestra familia. Pero nuestra comunidad también se movilizó para defenderse y hemos logrado parar las leyes antiinmigrantes, año tras año.

Por eso yo estoy en esta lucha para parar la SB 168. Yo sé cuál es el riesgo si se aprueba. Esta ley significa más detenciones, más deportaciones y más familias destrozadas. Pero también sé que somos más los que nos oponemos a las leyes antiinmigrantes que traen odio e inseguridad a la Florida.  

No necesitamos más odio en nuestro estado, necesitamos eliminar el odio.

En Florida la comunidad inmigrante que tanto aporta merece  vivir con dignidad y sin temor.

Maria Bilbao es organizadora comunitaria con United We Dream. Síganla en twitter en @Mariabil

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s