Noticias

¿Por qué necesita la Florida una ley para darle toallas higiénicas a las mujeres en prisión?

El pasado viernes 7 de junio, el gobernador Ron DeSantis finalmente firmó la muy esperada y celebrada Ley de Dignidad para las Mujeres en Prisión. Esta ley protege a las mujeres que se encuentran en las prisiones de la Florida y les garantiza mayor acceso a productos sanitarios femeninos.

A primera vista parece increíble que necesitemos una ley que garantice algo tan básico como eso. Pero lamentablemente las mujeres encarceladas tienen acceso a un número muy limitado de productos femeninos como toallas higiénicas o tampones, y deben pagar de su propio bolsillo cuando necesitan productos adicionales pero deben pagar un precio superior al del mercado.

Sin embargo, el problema es aún más grave que el acceso a productos sanitarios. De acuerdo con la Nueva Mayoría de la Florida, una de las organizaciones parte de la coalición Dignity Florida que promovió la Ley de Dignidad, el número de mujeres en las prisiones de la Florida ha crecido un 700% en la última década. Esto significa que no sólo el problema de acceso a productos de higiene femenina ha aumentado, sino también el abuso. Por ejemplo, hasta el momento no existe nada que impida que las mujeres deban desvestirse o sean requisadas por guardias masculinos que pueden aprovecharse de ellas.

¿Por qué tanta falta de protección a las mujeres en las prisiones de la Florida? Por un lado, el aumento en el número de mujeres en las prisiones hace que sea más fácil que cualquier problema se salga de control. Pero de fondo no debemos ignorar que un porcentaje importante de las mujeres que son detenidas son afroamericanas, latinas o inmigrantes de color. No es de sorprenderse que el racismo y el machismo arraigado en nuestra sociedad explique el porqué no es prioridad para las autoridades garantizar la protección de las mujeres, tener en cuenta su salud sexual y reproductiva, o simplemente tratarlas con dignidad.

La falta de protección a las mujeres y su salud sexual y reproductiva llegó a un punto extremo en mayo de este año una mujer parió a su hijo completamente sola y sin asistencia médica en una prisión del condado de Broward.

Este proyecto de ley fue presentado por los Representantes a la Cámara Shevrin Jones (D-Broward) y Amy Mercado (D-Orange y Osceola), y por el senador Jason Pizzo (D-Miami), y contó con apoyo bipartidista. Pero el apoyo más grande vino de Dignity Florida, una coalición de organizaciones que creen que todas las mujeres merecen respeto, y condiciones saludables y seguras, incluso cuando están en prisión.

Dignity Florida movilizó a decenas de mujeres durante la sesión legislativa en apoyo de este proyecto de ley. La coalición está formada por la Nueva Mayoría de la Florida, Cut50, el Centro de Trabajadores de Miami, Planned Parenthood Florida, la Red de Defensoría de la Florida del Instituto para la Salud Reproductiva de Latinas, entre otros.

Fue gracias a todas las mujeres que apoyaron y promovieron esta iniciativa que el estado de la Florida ha dado su primer paso para garantizar la dignidad de las mujeres en las prisiones.

Parte de este artículo es basado en un comunicado de la Nueva Mayoría de la Florida.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s